Envío gratis a España Peninsular a partir de 80€

5.95€ para pedidos inferiores

Cambio de talla gratuito

el tallaje no será un problema

Entrega en 1-2 días laborables

excepto personalizaciones

La tienda de Javier Sánchez Broto, ex-portero del Real Zaragoza, Málaga, Getafe, Villarreal y Celtic de Glasgow
Tlf: 902 107 560 | 876 768 343
MENÚ

Elementos técnicos comunes I

Al hablar de elementos técnicos comunes, lo hacemos de los elementos técnico-tácticos que, hasta ahora, se entendía que eran propios de los jugadores llamados de campo, aunque el portero comparta campo con ellos y en muchísimas ocasiones zonas de interacción dentro del mismo. Por otro lado, es, de la misma manera igualmente cierto que un portero no presenta las mismas necesidades ni demandas a la hora de manifestar estos elementos técnicos comunes (ETC) que un medio centro, un lateral o un delantero centro. Bajo mi punto de vista y después de analizar aquellas situaciones a las que puede hacer frente un portero en competición, creo, sinceramente, que los elementos técnicos comunes que comparten en mayor medida portero y sus 10 compañeros, y que por tanto se han de entrenar de acuerdo a esa demanda serían: control, pase (distancias variables), despeje (pie, cabeza) y poco más, porque el portero no hará conducciones, no hará regates (...no!!), no hará remates (sí, no hará remates, y si hace uno, lo hace tan de vez en cuando, que no merece la pena perder tiempo en entrenarlo), etc. Es por ello, que las sesiones que se presentan a la hora de hablar de ETC, esta y las sucesivas se centraran en esos aspectos que debe de manejar con solvencia, y digo con solvencia, no con maestría ni con alarde, como lo son todo tipo de controles con todas las superficies, los pases con ambas piernas a todas las distancias, y despejes en situaciones más o menos comprometidas igualmente con todas las partes del cuerpo que pueda utilizar en tales situaciones. Y todo ello, bajo el mismo principio básico: seguridad. No se puede exponer lo más mínimo a la hora de tomar una decisión en el momento de ejecutar esas acciones que nos ocupan.

De esta manera, y sin más literatura, presento la primera, y sencilla, sesión de ETC, en donde trabajaremos contenidos sencillos, que no por básicos dejan de ser muy importantes, y que todo portero debe de manejar a la perfección, no cabe margen de error ni de duda a la hora de entrenarlos.

 

Contenido de la sesion Elementos técnicos comunes I

Calentamiento

1. movilidad general

Contexto: un espacio libre de obstáculos, donde formaremos un cuadro con setas de tantos metros de lado como porteros tengamos aproximadamente, si tenemos cuatro porteros, pues un cuadro de 4 x 4 m. y cada portero dispondrá de un balón.

Desarrollo: los porteros se moverán de modo libre por el espacio limitado, sin tocarse entre ellos y conduciendo el balón con todas las superficies de ambos pies según las indicaciones del entrenador. Estarán trabajando en series de 2 minutos, hasta sumar cuatro series con consignas diferentes, como hacer habilidad, quitar el balón a los compañeros, cambiarse el balón, etc.

Observaciones: esta tarea tiene el simple objetivo de empezar a mover el cuerpo en un espacio reducido, ganar temperatura y coger el tacto con el balón con el cual luego se trabajará toda la sesión con el pie.

2. coordinación

Contexto: un espacio libre de obstáculos, y dos balones por pareja, colocándose cada miembro de la pareja a unos tres metros de separación.

Desarrollo: los porteros han de mantener en todo momento un balón en movimiento jugándolo con el pie, mientras que el otro lo pasarán entre ellos, con la mano: tenso, con bote, a dos manos, a una mano, etc. Se realizan series con consignas diferentes de un minuto, completando cinco series, a saber: 1ª pasarse el balón tenso a dos manos, 2ª pasarse el balón con bote a dos manos, 3ª pasarse el balón tenso con la mano hábil, 4ª pasarse el balón tenso con la mano no hábil, y 5ª pasarse el balón con la cabeza, recepcionando con la mano, y haciendo un autopase con la mano para enviar con la cabeza.

Observaciones: subimos un grado el nivel de complejidad y exigimos de nuestros porteros un trabajo de coordinación entre tren superior y tren inferior, con una importancia grande de la visión periférica y del control tónico de las masas musculares de brazos y piernas para hacer llegar el balón al compañero en las mejores condiciones para dar continuidad a la tarea.

3. tarea global de movilizaciones

Contexto: un espacio libre de obstáculos donde se colocaran dos porteros, uno enfrente de otro y con un balón en la mano, separados unos 10 metros, y en medio de ambos el portero que trabaja.

Desarrollo: el portero del centro, se acerca a uno de los compañeros, que le envía el balón como quiera para controlar, con el pecho, muslo, pierna, pie, etc. así, éste portero controla y devuelve a la mano del compañero, inmediatamente se gira, y se dirige hacia el otro compañero, que igualmente le enviará el balón a donde él quiera para que controle y devuelva. Se completan dos series por parte de cada portero de 12 controles, seis ante cada compañero.

Observaciones: se tendrá en cuenta, por parte de los lanzadores, buscar variabilidad para que se controle con superficies diferentes y piernas diferentes, es decir, controles con el pecho, con la cabeza, con el muslo izquierdo, con el pie derecho, etc. En todo caso, se envían balones para facilitar la tarea y que se tenga la continuidad necesaria para completar un buen calentamiento.

4. tarea específica de calentamiento orientada al contenido

Contexto: un espacio libre de obstáculos donde se colocarán dos setas separadas un par de metros entre ellas, donde se colocarán dos porteros en el pasillo imaginario que forman las setas, separados unos 6 u 8 metros.

Desarrollo: simplemente, los porteros han de realizar envíos entre las setas al primer toque con ambos pies, manteniendo continuidad en las acciones y el balón a ras de suelo. Se completan tres series de un minuto, alejando ligeramente la posición de los porteros en cada una de ellas.

Observaciones: esta tarea busca la precisión en el envío y que el portero coja el tacto con el móvil, no se trata de buscar mucha velocidad en los envío, todo lo contrario, control en todo momento del balón por parte de los dos porteros, y mantener ahí el esférico, completando el mayor número de pases entre las setas, orientando bien el cuerpo y buscando el golpeo de interior con ambos pies, en función de a dónde venga el balón.

5. forma jugada o contenido lúdico de calentamiento

Contexto: un espacio libre de obstáculos, de tamaño variable en función del número de porteros o miembros del grupo. Si somos cinco o seis porteros, podemos trabajar en un polígono variable, marcado con setas o conos, de aproximadamente 5x5 m. repartiendo el espacio de modo equitativo entre todos.

Desarrollo: los porteros tratarán de mantener un balón en fase aérea entre todos, a un portero no se le debe de caer el balón, y en el pase a un compañero se permite dar un bote antes del control, evidentemente, sin utilizar las manos. Se realiza una serie de cuatro minutos, para posteriormente introducir una variante, y es que el portero que realiza el pase dice el número de toques que ha de realizar su compañero sin que caiga el balón antes de enviarlo a otro portero, el número oscilara entre dos y cinco, por ejemplo, teniendo a los porteros otros cuatro minutos con esta variante.

Observaciones: de forma lúdica y cooperativa, tendremos a los porteros trabajando el control, la habilidad y el pase entre todos, teniendo en cuenta que el objetivo es completar muchos pases, muchas acciones, por ello se permite un bote antes del control. Sería interesante que se recomendara a los porteros que utilizaran diferentes superficies, o no repitan en toques consecutivos la misma. Es una tarea sencilla y amena para terminar el calentamiento.

Parte principal

1. control y pase en espacio limitado para la trayectoria del balón

Contexto: un espacio libre de obstáculos donde se colocarán dos setas separadas un par de metros entre ellas, donde se colocarán dos porteros en el pasillo imaginario que forman las setas, separados unos 12 u 15 metros.

Desarrollo: simplemente, los porteros han de realizar envíos entre las setas mediante control y pase con ambos pies, manteniendo continuidad en las acciones y el balón a ras de suelo en la primera serie de 20 golpeos de cada portero. Posteriormente, se busca el pase en fase aérea, permitiendo que bote antes del control, pero siempre entre las setas. De nuevo, 20 golpeos más por parte de cada portero, buscando precisión, colaboración y continuidad.

Observaciones: esta tarea busca la precisión en el envío y que el portero coja el tacto con el móvil, no se trata de buscar mucha velocidad en los envíos, todo lo contrario, control en todo momento del balón por parte de los dos porteros, y mantener ahí el esférico, completando el mayor número de pases entre las setas, orientando bien el cuerpo y buscando un buen control y un óptimo golpeo de empeine-interior con ambos pies, en función de a dónde venga dirigido el balón, por lo que el entrenador vigilará que se alterne el control y el golpeo con los dos pies.

2. control y pase en espacio limitado para la acción

Contexto: se coloca un cuadrado de 1,5 m. de lado en un espacio libre de obstáculos y en un terreno regular. Dentro del cuadro se ubica el portero, y fuera del cuadro a unos 6 metros, se coloca en entrenador con un balón en los pies.

Desarrollo: el entrenador realiza envíos de diferente intensidad y direcciones dirigidos al cuadro, con el objetivo que el portero controle diferentes balones y complete un pase de nuevo al entrenador. Se realizan dos series de 10 o 12 pases, la primera ante pase raso, y la segunda ante pase con trayectoria aérea o con bote. Si el balón sale fuera del cuadro el portero suma un punto negativo, así, al final de las series el que más punto tenga, realizará una penalización puesta entre todos.

Observaciones: la presente tarea tiene el objetivo de que el portero sea quien de controlar un balón en un espacio delimitado, ya que en situación real no es muy adecuado que al portero se le aleje el balón de sus dominios, lo que constituiría un riesgo grave para la portería. Se pretende un control simple en semiparada amortiguamiento, desechando la parada, ya que no interesa parar del todo el balón, porque si se quiere golpear a continuación habría que retrasar la posición y no es lo más adecuado, se deja el balón con cierta vida, y se golpea en un desplazamiento hacia delante.

3. control y pase en espacio limitado para la acción más posible segunda acción

Contexto: se coloca un cuadrado de 1,5 m. de lado en un espacio libre de obstáculos y en un terreno regular, y dos setas más en uno de los lados del cuadrado a dos metros de la seta que constituye el vértice. Dentro del cuadro se ubica el portero, y fuera del cuadro a unos 6 metros, se coloca en entrenador con varios balones en los pies.

Desarrollo: el entrenador realiza envíos de diferente intensidad y direcciones dirigidos al cuadro, con el objetivo que el portero controle diferentes balones y complete un pase de nuevo al entrenador, y si el control se va fuera del cuadro, el portero saldrá a tapar ese balón mal controlado ante la portería de 5,5 m. que forman las setas abiertas, de manera que el entrenador buscará un golpeo o un uno contra uno. Se realizan dos series de 10 o 12 pases, la primera ante pase raso, tenso y duro y la segunda ante pase con trayectoria aérea o con bote, igualmente más complejo que en la anterior tara. Se introduce este factor de complejidad a la tarea, sumando cada gol un punto negativo, y ejerciendo como en la anterior tarea de factor de penalización.

Observaciones: la presente tarea tiene el objetivo de que el portero sea quien de controlar un balón en un espacio delimitado, ya que en situación real no es muy adecuado que al portero se le aleje el balón de sus dominios, lo que constituiría un riesgo grave para la portería. Se pretende un control simple en semiparada amortiguamiento, desechando la parada, ya que no interesa parar del todo el balón, porque si se quiere golpear a continuación habría que retrasar la posición y no es lo más adecuado, se deja el balón con cierta vida, y se golpea en un desplazamiento hacia delante. Los golpeos en esta segunda tarea serán mas tensos, que exijan más al portero que trabaja, colocándolo en una situación de riesgo mayor, y más real, ya que un mal control exige salir a tapar ese balón ante un atacante que nos pretende hacer gol. Sumamos un factor no propiamente de elementos técnico comunes, pero que dota de más realismo a la tarea, coloca el portero es una situación que se puede dar en un partido, sumando posicionamiento, uno contra uno, etc. Tarea completa si se le exige al portero lo que es preciso.

4. control orientado ante rival y desplazamiento medio-largo de balón

Contexto: un espacio libre de obstáculos, un portero trabaja y enfrente de él a unos 12 metros el entrenador con balones. Los compañeros se disponen por el espacio detrás de la posición del entrenador a unos 30 o 40 metros.

Desarrollo: el entrenador realiza un envío al portero, acto seguido se dirige hacia él corriendo a diferente velocidad en cada repetición con la intención de presionar como si de un rival se tratase ante cesión o jugada fuera del área, de manera que el portero ha de realizar un control orientado en función de la trayectoria del balón, las características del envío (velocidad del balón, condiciones del campo, bote o no, etc), la dirección de la carrera del entrenador… y golpear el balón, igualmente, de acuerdo a la situación, buscando a uno de los compañeros. Cada portero completará dos series de 8 balones.

Observaciones: la intención de esta tarea es poner al portero en situación cuasi real de competición, donde se vea presionado por un supuesto rival, y tenga que hacer lo se espera de un portero, control orientado, y desplazamiento, evitando conducciones y regates. El entrenador ha de realizar pases con intención, además de con su trayectoria de carrera, para que el portero controle con la cabeza levantada y mirando la situación de juego, y tenga que decidir en este tiempo a dónde controlar, con qué parte del cuerpo, golpear con izquierda o derecha, etc. No se debe dar el balón siempre igual, y correr a la misma velocidad y hacia el centro, tenemos que crear incertidumbre en el portero, y que el golpeo tenga un mínimo de orientación y dirección, para eso están los compañeros por el espacio dispuestos de forma aleatoria.

5. despeje orientado con la cabeza en espacio próximo

Contexto: un espacio no muy amplio libre de obstáculos donde se colocarán cuatro setas, dos formando una miniportería de un par de metros y enfrente, a otros tres o cuatro metros, disponemos otro de par de setas, de manera que se queden enfrentadas dos a dos las citadas setas. El entrenador se coloca a un lado, fuera del pasillo que forman las setas con balones en la mano, y un portero se colocará entre cada par de setas, es decir, se coloca uno enfrente de otro.

Desarrollo: en entrenador realizará envíos con diferente intensidad dirigidos a la cabeza del portero que trabaja, el cual, simplemente, tendrá que orientar ese balón mediante un golpeo con la cabeza a las manos de su compañero de enfrente, el cual deberá blocar el balón sin moverse de dentro de las setas, pudiendo sumar las acciones exitosas estableciendo una competición entre parejas. El entrenador variará ligeramente, como ha quedado dicho, la trayectoria, velocidad e intensidad de los envíos, en todo caso facilitando en la medida de lo posible la tarea. Se realizan dos series de 10 golpeos de cabeza por parte de cada portero, en una de las series el entrenador envía el balón desde la derecha, y en la segunda desde la izquierda.

Observaciones: el gesto del golpeo de cabeza por parte del portero tiene, evidentemente un tinte defensivo, hablamos de un recurso ante situaciones de coberturas, un portero si tiene otra opción, nunca utilizará la cabeza, ya que no es habitual, no aporta la seguridad y precisión que puede tener el pie o, por supuesto, la mano. Por lo tanto, se plantea esta tarea sencilla con el objetivo que el portero adquiera un control de los grupos musculares implicados en la acción, de manera que envíe el balón con precisión a dónde él quiera, normalmente, hacia un compañero libre de marcaje, a una zona donde no haya rivales, o a fuera de banda o de fondo, para reubicar el sistema defensivo. Así, nuestro portero no debe de complicar la acción en absoluto, simplemente buscar colocar al balón en zonas de riesgo nulo, y nunca tratar de hacer una acción heroica e intentar hacer un despeje espectacular con la cabeza, ya que la seguridad posiblemente quede en duda.

6. juego de posesión en espacio amplio y límite de toques

Contexto: se dispone un espacio relativamente amplio libre de obstáculos, en función del número de porteros que tengamos. Una orientación podría ser colocar un cuadro de 25 m2 por cada miembro de un solo equipo, es decir, si tenemos un cuatro contra cuatro, pues un campo de 20 x 20 m., 4 porteros x 5 m. de lado del cuadro. Un balón dentro del cuadro.

Desarrollo: Se identifican con petos a los miembros de un equipo, o ambos, y se dispone una tarea de posesión de balón con elementos comunes al jugador de campo, es decir, no se pueden utilizar las manos. Se irán dando consignas a lo largo de las series que se realizan, la propuesta son tres series de 5 min con 60`` de pausa entre ellas: 1ª dos toques mínimo, 2ª tres toques máximo y 3ª serie, toque libre sin poder repetir pase al compañero que me envía el balón.

Observaciones: esta tarea trata de poner en situación de juego al portero de fútbol en lo tocante a cesiones, acciones fuera del área, etc. y es que un portero cuando actúa con el pie, en escasas ocasiones lo hace con un compromiso temporal muy elevado, lo normal es que disponga de tiempo para realizar un control, mirar y  luego jugar, es por ello que se plantea esta posesión en espacio relativamente amplio, para potenciar los controles orientados y poder jugar con cierta libertad. La primera variante de dos toques mínimo exige control obligatorio, la segunda de tres toques máximo exige mirar rápido a ver dónde juego y decidir pronto la acción que hago, y la última pide al portero que perciba compañeros y rivales, que tenga la capacidad de hacer un desborde o regate (último recurso de un portero) y esté atento a la naturaleza del juego. Tenemos que plantear la tarea como porteros, no como jugadores de campo, por que si bien es necesario trabajar estos contenidos, no podemos enfocarlo como si fuese para un grupo de futbolistas, si no que el portero tiene unas necesidades y demandas diferentes a la hora de ejecutar estos elementos técnicos comunes y como tal, hemos de dar las consignas en estas tareas. No podemos aplaudir ni reforzar frivolidades, tan solo acciones que transmitan seguridad y firmeza en el juego de nuestro portero.

Vuelta a la calma

1. hacer gol desde detrás de la línea de fondo y en la prolongación de la línea del área de meta

Contexto: una portería reglamentaria con las señalizaciones reglamentarias de línea de gol y área de meta como mínimo. Los porteros, cada uno con un balón, detrás de la línea de gol y sobre la prolongación imaginaria de una de las líneas perpendiculares del área de meta en relación a la citada línea de gol.

Desarrollo: cada portero, con el balón en la mano, intentará hacer gol en la portería reglamentaria, lanzando, de modo libre, el balón desde detrás de la línea de gol, en la situación expuesta en el apartado anterior. Cada porteros tendrá dos oportunidades de cada lado de la portería.

Observaciones: es una tarea de precisión y habilidad, muy motivante y sin impacto, simplemente, relajar a los porteros y pasar un rato ameno después del entrenamiento y antes de los estiramientos, utilizando uno de los contenidos que se han trabajado, el juego con el pie.

2. estiramientos de los músculos directamente implicados.

Estiramos los grupos musculares que han participado con mayor impacto en la sesión. Es recomendable seguir un orden lógico, para no olvidar ningún grupo a la hora de estirar. Yo, particularmente, con mis porteros y jugadores sigo el orden de abajo a arriba y de atrás a adelante. El orden es el siguiente:

Tríceps sural (gemelo, sóleo), isquiotibiales, adductores, glúteo, cuadríceps, psoas-ilíaco. Y en la parte superior, cuadrado lumbar, redondo mayor y dorsal, pectoral, deltoides, tríceps. Claro está que no hay ningún método mejor que otro…. Sin más es tener un orden para no olvidar ninguno de los músculos. Mantenemos una posición donde no haya dolor unos 15``, y vamos estirando todos los músculos, bien individual o por parejas.

Entrenamientos de porteros dirigidos a

Grupos de edad: en un principio este tipo de sesión técnica esta dirigida a grupos de edad a partir de cadetes debido al tipo de calentamiento y de las formas jugadas, con alguna adaptación que se presentará posteriormente, la parte principal es aplicable a casi todas las edades que nos podemos encontrar a la hora de entrenar. Ahora, si bien es cierto que los contenidos pueden ser parecidos, hemos de pensar que los balones deben de ser diferentes, bien fútbol11 o fútbol7.

Etapa de la temporada (macrociclo): esta tarea es un estándar de sesión de técnica de elementos comunes al futbolista que se puede realizar a lo largo de toda la temporada, tanto en etapas precoces de preparación como ya muy avanzada la temporada, y es que la carga condicional no es muy elevada y el tratamiento de la técnica en los entrenamientos que damos así nos lo permite afirmar.

 Sesión semanal (microciclo): primera o segunda sesión de la semana (si hay 3 ó 4 sesiones), antes de la sesión de la carga en todo caso. Se puede realizar sin ningún problema el días posterior a la competición si no es día de descanso.

Comentarios 0

¿Quieres dejar tu opinión?
Accede a tu cuenta de usuario para participar en nuestra comunidad.

Atención al cliente