Envío gratis a España Peninsular a partir de 80€

5.95€ para pedidos inferiores

Cambio de talla gratuito

el tallaje no será un problema

Entrega en 1-2 días laborables

excepto personalizaciones

La tienda de Javier Sánchez Broto, ex-portero del Real Zaragoza, Málaga, Getafe, Villarreal y Celtic de Glasgow
Tlf: 902 107 560 | 876 768 343
Lun-Vie: De 10.00 a 19.00. Sab: 10.00 a 14.00
MENÚ

Velocidad gestual (acíclica segmentaria) I

Nueva sesión de un contenido que todavía no habíamos tratado, un tipo de trabajo que todos realizamos de una forma u otra y que está presente en todas las definciones de lo que se espera de un portero. Esa velocidad en espacios cortos, en tiempos breves, esa capacidad de reaccionar ante estímulos casi imperceptibles y ejecutar una respuesta acorde a tal acción es una virtud que esperamos de todo portero. Hablamos de la velocidad gestual acíclica segmentaria, ya que realizamos una acción a gran velocidad, un gesto, y se hace con un segmento del cuerpo, no con todo el conjunto, normalmente un brazo y a veces una pierna. En términos coloquiales, la gente habla de reflejos, pero terminologica y conceptualmente sabemos que eso es un error, porque como he dejado escrito en un comentario en respuesta a un visitante, pudimos leer: 

"los reflejos no son entrenables, son programas motores fijos que tenemos en el sistema nervioso central, como quitar una mano si te quema algo o la extensión de la rodilla por la acción de los husos neuromusculares al extender bruscamente el tendón mediante el martillazo famoso. Sobre los reflejos no podemos actuar... ... la velocidad de reacción es un concepto igualmente nervioso, depende de tiempos de perceción, tiempos de decisión, tiempos de ejecución, etc. es algo más complejo que simplemente mover rápido una extremidad... ...mejorar la velocidad gestual o acíclica segmentaria, mover un segmento como es el brazo ante un estímulo determinado como es el balón"

Por eso, en esta sesión hablaremos de entrenar esa capacidad de percibir en  muy poco tiempo, incluso anticipar, decidir de acuerdo a un programa motor casi fuera del control consciente y ejecutar acto seguido, sin pensar, lo más rápido posible. Es una capacidad muy trabajada y desarrollada en porteros de otras disciplinas como el balonmano o el fútbol sala, ya que la reducción de espacios y el aumento de las velocidades de los balones hace de esta capacidad una necesidad básica para obtener éxito en la manifestación del rendimiento. En fútbol, cada vez más los goles se logran desde muy cerca, además que los balones oscilan con más facilidad, lo que exige del portero esa capacidad de poder reaccionar en poco tiempo ante estímulos cambiantes con el objetivo de evitar que el balón sobrepase su acción defensiva.

Así pues, veamos que os parece esta nueva sesión acerca de esta velocidad acíclica que todo portero ha de poseer, sabiendo que de forma innata se puede tener mucho ganado, dicho sea de paso. Ahí presento este nuevo trabajo, espero que os agrade...

Contenido de la sesion Velocidad gestual (acíclica segmentaria) I

Calentamiento

1. movilidad general

Contexto: un portero actúa, y el entrenador y un compañero envían balones. El portero que trabaja se sitúa de pie en un espacio libre de obstáculos, enfrente, el entrenador y un compañero separados apenas un metro, a unos 3-4 m. del portero y ambos con un balón en la mano.

Desarrollo: el entrenador envía el balón tenso al lado de uno de los pies del portero, que devuelve con ambas manos, para a continuación extender el tronco para devolver el balón que el envía el compañero, que vendrá tenso y a la altura del hombro del portero pero un tanto abierto, devolviéndolo también a dos manos tal como si realizara una estirada pero si mover los pies. Se realiza de modo continuo, realizando acción de frente, acción de flexión hasta completar 10 de cada una.

Observaciones: los lanzadores realizarán un lanzamiento tenso y coordinado a la velocidad de la acción del portero que trabaja. Se pretende únicamente mover el tronco, hombros, etc. no se realizan golpeos fuertes, sino lanzamientos con la mano buscando precisión.  


2. coordinación

Contexto: un espacio libre de obstáculos, un portero y dos balones.

Desarrollo: el portero se coloca con una mano en la espalda tras botar un primer balón con esa mano, y un balón en la otra, habiendo mantener botando esos dos balones con la única posibilidad de usar esa mano.  Se realizan series de 30`` hasta completar con éxito ese tiempo manteniendo el balón en fase aérea con cada mano. Si no se completan, a lo sumo realizaremos 3 series con cada mano.

Observaciones: sería interesante que los balones fuesen iguales, y con una presión parecida, así como disponer de una superficie regular para el bote. Cuanto más bajo tengamos el centro de gravedad, más fácil será realizar la acción, de forma que podemos empezar ligeramente agachados para ir subiendo a medida que se domina la acción. Lo interesante es mantener los balones cada uno es un eje vertical y mover nuestra mano, no al contrario. 


3. tarea global de movilizaciones

Contexto: espacio libre de obstáculos donde se colocarán un portero y dos compañeros, dos porteros enfrentados a unos 6 metros, cada uno con un balón en su poder, y en el centro mirando para uno de ellos el tercer.

Desarrollo: el portero del centro ha de devolver el balón a los compañeros en función del envío que hagan esos compañeros, haciendo antes un giro de 180º para colocarse de frente a ellos tras la acción con el otro. Si el compañero envía el balón con el pie, el portero lo devuelve con la mano y si el de fuera lo da con la mano, el de dentro lo devuelve con cualquier parte del cuerpo que no sea la mano, pudiendo mandarlo como quieran, con el pie raso, con el pie por arriba, con la mano arriba, a media altura, raso, etc. Cada portero hace una serie de unos 16-20 envíos y devoluciones.

Observaciones: es un trabajo de velocidad en la toma de decisión tras percibir el envío del compañero y decidir en función de éste con qué parte del cuerpo he de devolver el balón. De la misma manera el hecho de tener que orientarse hacia los compañeros con un giro de 180º hace que podamos apretar en el tiempo la toma de decisión, ya que en el giro, siempre que nos vea, ya podemos enviar el balón y hacerlo pensar muy rápidamente, teniendo que decidir en esa fracción de segundo.  


4. tarea específica de calentamiento orientada al contenido I

Contexto: un espacio libre de obstáculos donde se dispondrá el portero sentado  con las piernas extendidas, un balón en la mano y otro en el suelo entre los muslos del portero. Enfrente de él el entrenador a unos 3 m. con un balón en la mano.

Desarrollo: el portero ha de tener su balón apoyado en el del suelo y sujeto con dos dedos, de modo que si lo suelta cae, y sólo las podrá quitar para blocar un balón que le envía el entrenador tenso a la altura de la cara. El entrenador realiza amagos y el portero no puede perder el contacto con el balón, de lo contrario perderá el equilibrio sobre el otro, sólo puede soltar su balón para blocar el del entrenador. Cada portero realiza dos series de 8 lanzamientos con los amagos que el entrenador estime oportuno.

Observaciones: el envío se realiza en espacios muy cortos, con intensidad elevada para que el portero realice acciones muy rápidas, que los hombros y los brazos se muevan a gran velocidad. Si el portero suelta su balón ante un amago y se cae de encima del otro, se suma punto negativo, a ver al final quién tiene más y qué se le pone de penalización. El hecho de trabajar desde sentado responde al hecho de minimizar la fatiga en una sesión prepartido y que todo el trabajo sea hecho con las extremidades superiores, gestualmente es más exigente, ya que no puedes jugar con la flexión de rodillas, extensión de tronco, etc.  


5. tarea específica de calentamiento orientada al contenido II

Contexto: espacio libre de obstáculos en el cual estará un portero con un balón en las manos a la altura de la cintura y enfrente a unos tres metros el entrenador con su balón correspondiente también en las manos.

Desarrollo: al igual que la anterior tarea, el portero ha de devolver un envío del entrenador en un espacio reducido, pero ahora ha de soltar su balón cuando el entrenador realice su envío, nunca antes, aguantando los amagos, devolverlo y recoger su balón tras un solo bote. Cada porteros completa dos series de 8-10 repeticiones hacia cada lado.

Observaciones: en esta tarea se intercala la coordinación y la velocidad gestual, ya que hemos de devolver un balón en un envío en espacio corto y con intensidad elevada, y controlar otro móvil sobre el que tenemos el control inicial. No debemos de soltar el balón que parte en las manos del portero hasta que el entrenador envía el suyo, garantizando una velocidad elevada en la acción y una atención óptima para el trabajo de velocidad gestual, que es lo que nos interesa, de la misma manera que aseguramos que las manos parten relativamente lejos del punto donde queramos que bloque el portero, realizando una flexión de hombro y de codo rápida, explosiva.  


6. forma jugada o contenido lúdico de calentamiento

Contexto: en un espacio libre de obstáculos donde se colocarán dos porteros, uno enfrente del otro, cara a cara y separados apenas 1,5 m. y a unos 4 m. y detrás de uno de ellos y mirando al otro el entrenador con un balón en la mano.

Desarrollo: el entrenador realiza un envío tenso pero controlado cerca del portero que está de espalda, de modo que el portero que está viendo el balón ha de hacer el gesto que corresponda para tocar el balón, gesto que ha de ser imitado inmediatamente por el compañero que está enfrente a éste y no ve el balón para intentar golpear el balón que le llega desde detrás. Cada portero tendrá la oportunidad de hacer 8 acciones de guía y 8 de espejo y se compite entre las parejas que se formen.

Observaciones: tarea basada en el juego del espejo, tan recurrente en psicomotricidad, de modo que el portero tiene que mover el mismo segmento que el compañero pero del lado opuesto, ya que si uno mueve el brazo derecho, el otro ha de mover el izquierdo si quiere tocar el balón, recordemos que el portero que ve venir el balón ha de realizar el gesto adecuado para tocarlo, ante el cual ha de reaccionar el compañero. Es un ejercicio ameno, entretenido y competitivo por parejas, pero que cumple a la perfección los objetivos del entrenamiento de la velocidad gestual.   


Parte principal

1. recoger un balón en caída libre desde PDB

Contexto: espacio libre de obstáculos donde se coloca un portero en PDB y detrás de él y subido a un cajón el entrenador con un balón en las manos.

Desarrollo: el entrenador deja caer el balón desde su posición, por encima del portero, de modo que el portero verá pasar el balón por delante de sí mismo en caída libre, habiendo de recogerlo desde su posición de partida. Cada portero hace dos series de 8 balones.

Observaciones: es una tarea de velocidad gestual implicando sólo el tren superior, dando la opción de partir desde PBD, así dejamos las manos más abajo que en posteriores tareas y tenemos ese margen necesario para recoger el balón, el cual viene en caída libre por su propio peso, el entrenador no imprime más fuerza, salvo que para el portero sea muy sencillo, entonces se habrá de ajustar la velocidad del envío. El tiempo de percepción, decisión y ejecución es mínimo pero suficiente, de hecho no hay decisión, ya que lo que hay que hacer se sabe de antemano, sólo mover los brazos y manos para recoger el balón. Por supuesto, el portero mira al frente nunca arriba.  


2. tocar un balón en caída libre desde brazos en alto

Contexto: espacio libre de obstáculos donde se coloca un portero en pero con los brazos elevados, brazo paralelo al suelo y antebrazo en 90º con éste, y detrás de él y subido a un cajón el entrenador con un balón en las manos.

Desarrollo: el entrenador deja caer el balón desde su posición, por encima del portero, de modo que el portero verá pasar el balón por delante de sí mismo en caída libre, habiendo de tocarlo con una mano como mínimo desde su posición de partida. Cada portero hace dos series de 8 balones.

Observaciones: idem anterior, pero  con la variante de partir con los brazos en alto, lo que resta tiempo para intentar blocarlo y sólo con tocarlo se cumple el objetivo. Esta situación se suele dar en balones en los que al portero se le remata de cabeza desde una posición cercana, de modo que, intuitivamente se elevan los brazos para prepararse para ese remate, el cual puede ir abajo, y a la hora de intentar neutralizar ese remate, bajar los brazos es más complicado que subirlos, ya que la articulación del hombro, por su anatomía y músculos que la rodean es más rápida subiendo (abduciendo) que bajando (aduciendo).  


3. tocar un balón en caída libre con brazos en alto y blocaje de segundo balón

Contexto: espacio libre de obstáculos donde se coloca un portero con los brazos elevados, brazo paralelo al suelo y antebrazo en 90º con éste, y detrás de él y subido a un cajón el entrenador con un balón en las manos, además, en frente del portero, a unos 4 m. un compañero con otro balón en la mano.

Desarrollo: el entrenador deja caer el balón desde su posición, por encima del portero, de modo que el portero verá pasar el balón por delante de sí mismo en caída libre, habiendo de tocarlo con una mano como mínimo desde su posición de partida, para inmediatamente, blocar el balón que le envía el compañero situado enfrente a la altura de la cara. Cada portero hace dos series de 8 balones.

Observaciones: evolución en la complejidad de la tarea anterior, ya que hay que enlazar una segunda acción con los dos brazos, dando por hecho que a la hora de tocar el balón que viene en caída libre sólo se utilizará una mano por economía en el esfuerzo. Se pueden hacer las series utilizando en cada una de ellas, únicamente una de las manos obligatoriamente para tocar el primer balón, dejando la otra situada en la espalda. Lo que suele pasar es bajar una mano para luego subir ambas, un trabajo de velocidad acíclica segmentaria muy interesante, que como todas estas tareas no generan ningún tipo de fatiga y deja al portero para competir a las pocas horas sin ningún problema y con las capacidades perceptivas estimuladas en su justa medida.  


4. intervención ante balón envenenado (bote en balón medicinal)

Contexto: espacio libre de obstáculos donde se coloca el portero sentado, enfrente de él, el entrenador con un balón medicinal en sus pies y un balón reglamentario en las manos.

Desarrollo: el entrenador bota el balón reglamentario sobre el medicinal con el objetivo de que salga hacia la zona del portero, habiendo de evitar que el balón que sale despedido hacia él lo sobrepase, bien con un blocaje o un desvío. Cada portero hace dos series de 8 balones.

Observaciones: se intentará botar el balón con fuerza sobre el medicinal, que no suele moverse de su punto de partida, y sobre la parte del balón que nos interese para dirigir el balón a una zona u otra, ya que si lo botamos sobre el medicinal perpendicular al suelo, no saldrá hacia la zona que deseamos, hemos de calcular ese aspecto. Así, estamos ante una tarea que requiere de una velocidad gestual con incertidumbre muy interesante, solicitando únicamente el trabajo del tren superior, dando descanso a las piernas. El portero, ha de percibir, decidir (ahora sí) y ejecutar en un tiempo muy breve de tiempo una acción adecuada a la salida del balón tras el bote. 


 5. dos porteros, dos acciones (dirige el de delante)

Contexto: espacio libre de obstáculos donde se colocarán dos porteros, ambos mirando al entrenador, de modo que uno da la espalda al otro, separados 1,5 m. y con las manos tocando los muslos. El entrenador enfrente del primero a unos 3 m. con dos balones en las manos.

Desarrollo: el entrenador envía el primer balón a la zona que desee , siempre al alcance de los dos porteros y a priori sin caída, de modo que el primer portero puede decidir blocarlo él o dejarlo pasar para su compañero, así que el segundo ha de estar atento para intervenir sobre él. Inmediatamente al primer balón el entrenador lanza el segundo, habiendo de blocarlo el que no recogió el primero. Por ello, el portero que está en primer lugar decide la acción y condiciona a su compañero, habiendo de hacer los dos una acción de velocidad acíclica segmentaria, por el hecho de partir con las manos abajo, además de que el segundo está a expensas de lo que decida el primero. Cada portero ha de realizar una serie de primero y una se segundo de 10 repeticiones cada una.

Observaciones: tarea de velocidad gestual, acíclica segmentaria, en la que un portero sólo responde a un estímulo, pero donde el otro ha de estar atento a la acción de otro compañero que condiciona su intervención, restando además visibilidad. Es una tarea muy amena al ser por parejas y tener responsabilidad uno de los porteros en la acción y sobre el compañero. Además hemos de valorar que si el primer portero se aparta para dejar pasar el balón para el compañero, ha de reubicarse rápidamente para recibir el segundo balón, o si bloca el primero, ha de apartarse igualmente de modo inmediato para que no le dé el balón, ya que si lo hace pierde esa repetición, pudiendo hacerse de modo competitivo, siendo el objetivo, para el de delante que el de detrás no recoja su balón, y para el entrenador, que no lo haga el de delante. Por supuesto, el entrenador puede realizar amagos antes de enviar el primer balón, ya que el segundo sí ha de salir inmediatamente.  


6. forma competitiva con consignas: aplicación a la velocidad gestual

Contexto: espacio libre de obstáculos donde se dispondrá un portero de pie con los brazos en alto, detrás de él y subido a un cajón el entrenador con un balón en la mano y a un lado del primer portero un metro por delante otro portero sentado con las manos sobre los muslos. Este portero defiende una portería de picas de 2 m. de ancho.

Desarrollo: el entrenador deja caer el balón por delante de la cara del portero que está de pie con lo brazo en alto, de manera que éste ha de hacer gol, mediante un golpeo con la mano al balón que cae, al compañero que está sentado a su lado y con las manos sobre los muslos. Cada portero realiza 2 series de 6 acciones, una serie con izquierda y otra con derecha. Un portero suma puntos si hace gol, o los resta si lo encaja o no da al balón que le aparece por delante.

Observaciones: esta tarea jugada y competitiva tiene las premisas necesarias para posibilitar acciones de velocidad gestual y premiar su realización. Es una tarea que requiere de un alto componente perceptivo y de una reacción adecuada, pero no causa fatiga de ningún tipo, altamente motivante es una opción interesante de mezclar contenidos con tinte competitivo para terminar la sesión. 


Vuelta a la calma

1. precisión: rebote con trampa

Contexto: un balón medicinal a un metro de un poste de una portería y cada portero con un balón en la mano.

Desarrollo: cada portero tendrá 5 opciones para botar su balón sobre el medicinal e impactarlo contra el poste.

Observaciones: es una tarea de precisión, motivante y sin impacto alguno, simplemente, relajar a los porteros y pasar un rato ameno después del entrenamiento y antes de los estiramientos. 


2. estiramientos de los músculos directamente implicados.

Estiramos los grupos musculares que han participado con mayor impacto en la sesión. Es recomendable seguir un orden lógico, para no olvidar ningún grupo a la hora de estirar. Yo, particularmente, con mis porteros y jugadores sigo el orden de abajo a arriba y de atrás a adelante. El orden es el siguiente:

Tríceps sural (gemelo, sóleo), isquiotibiales, adductores, glúteo, cuadríceps, psoas-ilíaco. Y en la parte superior, cuadrado lumbar, redondo mayor y dorsal, pectoral, deltoides, tríceps. Claro está que no hay ningún método mejor que otro…. Sin más es tener un orden para no olvidar ninguno de los músculos. Mantenemos una posición donde no haya dolor unos 15``, y vamos estirando todos los músculos, bien individual o por parejas.

 

Entrenamientos de porteros dirigidos a

Grupos de edad: a priori, esta sesión he de ir dirigida a porteros de cierto desarrollo motriz, coordinativo, perceptivo y con una base muy importante, ya que hablamos de una capacidad básicamente de naturaleza neuromuscular, y no es que no haya que entrenarlo en niños, pero al no estar plenamente maduros, posiblemente no sea lo más adecuado, además que los niños tienen tanta técnica que entrenar que no podemos perder tiempo con otros contenidos que no suponen un gran avance en su formación. Son acciones de recurso de gran explosividad, y para niños sin estar contraindicadas, yo no las haría. Porteros a partir de cadetes o juveniles.

Etapa de la temporada (macrociclo): en periodo competitivo ha de ser una constante, en fases de preparación puede ser prescindible. Por lo que es un contenido que ha de estar siempre presente desde inicio de la competición y hasta el final de la misma. En pretemporada interesa sumar más volumen de carga de trabajo que no buscar esa chispa de velocidad gestual.

Sesión semanal (microciclo): última sesión del microciclo, tanto para semanas de 2 o de 5 días. Si se puede disponer de una sesión íntegra para este contenido, perfecto, si no, al final de la sesión o en el calentamiento, se puede introducir alguna tarea de velocidad gestual para salir con esa capacidad perceptiva y atencional lista y estimulada a pocas horas de la competición.

Comentarios 0

¿Quieres dejar tu opinión?
Accede a tu cuenta de usuario para participar en nuestra comunidad.

Atención al cliente